La mayoría de las personas tenemos ideas preconcebidas equivocadas de lo que significa ser exitoso y tener riqueza. Las personas que son exitosas no necesariamente son las mejores, ni siquiera las más inteligentes, pero sí son los que trabajan duro, que hacen sacrificios y se esfuerzan por lograr sus objetivos. Aquí van 5 verdades que mucha gente pasa por alto:

1. La riqueza y el éxito no llegan de la noche a la mañana. Hay un dicho popular que dice: “El éxito no llega de la noche a la mañana”. Y es cierto, el éxito no se consigue sin esfuerzo y dedicación. Para alcanzar el éxito en la vida hay que estudiar, trabajar duro y ser perseverante.

Actualmente tenemos prácticamente el mismo cerebro que teníamos hace 5,000 años. Aquellos eran tiempos en los que la gratificación instantánea tenía más sentido, ya que los humanos que habitaron en esta época vivían de la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres, eran nómadas, es decir, iban de un lado a otro buscando alimento y había cierta incertidumbre sobre el mañana. Por esto se nos hace tan dificil tener la paciencia y la dedicación para crear algo que crezca a largo plazo.

Se requiere trabajo duro y determinación a largo plazo. Es importante tener metas claras y trabajar hacia ellas de manera consistente.

2. No se puede tener éxito sin sacrificio. El sacrificio es una palabra que pesa mucho. Una palabra que solo se escucha cuando hay una situación difícil y no sabes qué hacer. Sin embargo, el sacrificio es algo necesario para lograr nuestros objetivos, ya sea personales o profesionales.

A menudo, tendrás que renunciar a cosas que disfrutas o que te gustaría hacer para centrarte en tus metas y trabajar hacia el éxito. Cuando alcances tus objetivos podrás disfrutar más y a una mayor escala de las cosas que te gustan.

3. El fracaso es parte del proceso. Desde temprana edad el sistema educativo convencional nos guía por un camino en el que tememos equivocarnos y cometer errores, sin embargo, son las experiencias previas lo que nos va formando mientras crecemos. Todos fracasamos en algún momento, pero lo importante es aprender de esos fracasos y seguir adelante.

4. No se puede tener éxito sin ayuda. A menudo, necesitarás la ayuda de otros, ya sea en forma de consejos, recursos o simplemente apoyo emocional. Acepta la ayuda cuando se te ofrezca y no tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites. Esto es especialmente cierto si uno está tratando de ser exitoso en el mundo de los negocios, ya que hay muchas cosas que las personas no saben acerca del negocio y para las que necesitan ayuda.

5. La riqueza y el éxito no son sinónimos de la felicidad. La felicidad es un estado de ánimo y no está necesariamente vinculada a la cantidad de dinero o el éxito profesional que tengas. Es importante recordar que la verdadera felicidad viene de dentro y no puede comprarse con dinero. Lógicamente si se tiene una buena actitud ante la vida y además eres rico, pues es posible que seas más feliz. Pero muchas personas ricas son infelices porque tienen una idea equivocada de lo que significa ser rico y se enfocan solo en las cosas materiales que el dinero te puede dar y no en las experiencias o las posibilidades que te da para ayudar a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *